La tarde del domingo 28 de julio se conoció un desgarrador hecho que conmocionó a la comuna de Lanco, en la región de Los Ríos.

Un menor de apenas un año murió, aparentemente a manos de su padre. El abuelo de la víctima fue quien alertó a las policías, quienes dieron con el ahora imputado.

Durante este martes 30 de julio se realizó la audiencia de formalización, donde se conocieron detalles escabrosos de este trágico hecho.

Todo inició cuando el pasado domingo, el pequeño Damian comenzó a llorar y patalear. En ese momento el padre de la víctima, David Urrea, de 23 años, reaccionó de la peor forma.

Según dijo el fiscal del Ministerio Público, Alejandro Ríos, el imputado golpeó al menor en diversas partes del cuerpo y luego le pegó en la cabeza con una zapatilla.

El persecutor continuó leyendo la declaración de David, quien manifestó que “como seguía llorando le pegué un ‘palmetazo’ en su boca. No recuerdo si quedó inconsciente por el golpe o no”.

La leñera y el corral

Lamentablemente la agresión no quedó ahí. Tras el violento episodio, el hombre habría tomado a su hijo, quien ya estaba inconsciente, y lo llevó hasta una leñera que está a un costado de la vivienda, donde se encuentra un gallinero y un corral.

En este último lugar, el hombre cavó un hoyo para enterrar un cerdo que se encontraba muerto, sin embargo, no lo utilizó con ese fin.

David agregó en su declaración que tomó a su hijo, lo dejó en dicho lugar y lo cubrió completamente con tierra.

Luego de esto, el imputado aseguró en la declaración que se arrepintió, sacó al pequeño Damian, le sacó su ropa y lo dejó en un sillón del living, para taparlo con una frazada.

La llegada del abuelo

Eran cerca de las 18:00 horas. El menor estaba en el sillón y su padre inmóvil en la vivienda.

En ese momento llegó el abuelo de Damian, quien le preguntó al imputado por qué estaba embarrado y bajo los efectos del alcohol. El hombre guardó silencio. Luego se acercó a donde estaba su nieto, lo vio manchado con sangre y cubierto de barro.

“Lo agarré para darle respiración boca a boca, tomé su carita y me percaté que tenía barro, igual que David”, dijo el abuelo de la víctima en su declaración. Agregó que le volvió a preguntar a su hijo en reiteradas ocasiones qué le había pasado a su nieto. El imputado nunca le respondió.

Por este motivo y al ver que el niño no reaccionaba, lo tomó y lo llevó a donde un vecino, quien los trasladó hasta el recinto asistencial donde finalmente el menor perdió la vida producto de las lesiones.

Solicitud de condena

El acusado fue detenido el mismo domingo, mientras que la formalización se realizó durante este martes.

El Ministerio Público imputó el delito de parricidio en contra de David, solicitando una pena de presidio en su grado máximo.

El juez de Mariquina, Guillermo Olate, repudió el hecho y decretó 120 días de investigación.

“En toda la extensión de su cuerpo recibió algún golpe, no quedó alguna parte de su cuerpecito que no haya recibido un hematoma”, agregó Olate.

Finalmente David Urrea quedó bajo la medida cautelar de prisión preventiva, por ser considerado como un peligro de la sociedad.

 

Esta nota se hizo con colaboración del periodista de Radio Bío Bío en Valdivia, Carlos López.

 ESTE ARTÍCULO DESCRIBE UN PROCESO JUDICIAL EN CURSO
Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)
Fuente: biobiochile.cl

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí