El Gobierno condenó el ataque explosivo que el jueves dejó a ocho carabineros heridos en la 54º comisaría de Huechuraba y presentó una querella criminal por delitos de carácter terrorista contra quienes resulten responsables.

La Fiscalía Metropolitana Sur confirmó que el artefacto que detonó en la comisaría era idéntico al que la policía interceptó en las oficinas del grupo Quiñenco, en un paquete que estaba destinado al exministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

Son intensas las diligencias de Carabineros para esclarecer quién o quiénes están detrás del envió de dos paquetes mediante correspondencia que, en realidad, eran artefactos explosivos. Uno explotó en una comisaría de Carabineros y el segundo alcanzó a ser retirado por la policía antes que afectara a su destinatario.

Explosión

El primer hecho ocurrió ayer a eso de las 12:45, cuando una mujer de Correos de Chile ingresó a la 54º Comisaría de Huechuraba, ubicada por avenida Recoleta, para hacer entrega de una encomienda al mayor Manuel Guzmán Hernández.

Quien recepcionó este paquete fue el carabinero que es conductor del mayor Guzmán, quien corroboró que el comisario era el destinatario y llevó esta encomienda hasta su oficina, donde, por circunstancias que se investigan, explotó.

La detonación dejó gravemente herido al mayor Manuel Guzmán y a otros siete carabineros, además de serios daños en al menos tres oficinas, todas en el primer piso de la unidad policial.

Auditores de La Radio informaron oportunamente sobre una explosión al interior del cuartel policial, entregando los primeros detalles de lo ocurrido.

De inmediato a través de la comunicación radial interna de Carabineros se divulgó información sobre la mujer que entregó este paquete y que fue intensamente buscada por la policía, además de solicitar ayuda para el trasladado de las víctimas y que no se recepcionara ninguna clase de encomienda en las comisarías.

Mediante ambulancias y el helicóptero de Carabineros trasladaron a los cinco de los ocho uniformados que resultaron heridos por la explosión, que fueron el mayor Manuel Guzmán, el cabo primero José Luis Aguayo, la sargenta primera Erika Bravo, el cabo segundo José González, la cabo segundo Estefanía Contreras, el suboficial mayor Hugo Chamorro, la carabinera Valeria Alvarado y la subteniente Camila Chaparro.

Atentado frustrado

En base a las primeras diligencias de la policía, se identificó al remitente de esta encomienda y, tras corroborar con Correos de Chile, se percataron que había una segunda entrega con dirección en avenida Apoquindo, a las oficinas del grupo Quiñenco, grupo económico que controla empresas como Canal 13, Antofagasta Minerals y Banco de Chile.

Sin embargo, el “blanco” no era el grupo, sino que el destinatario de este segundo artefacto explosivo era el exministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

El GOPE de Carabineros se comunicó con la oficina de Las Condes yevitó que el paquete fuera manipulado. En el lugar Rodrigo Hinzpeter aseguró Carabineros le informó que había una encomiendo que podría tener un artefacto explosivo.

Es la Fiscalía Metropolitana Sur la que lleva adelante la investigación, tal como ha ocurrido en otros casos de atentados con bombas. El fiscal regional metropolitano sur, Héctor Barros, confirmó que tanto el artefacto que explotó en Huechuraba como el incautado en Las Condes tienen las mismas características.

Desde Carabineros el General Director, Mario Rozas, se movilizó a las dependencias de la 54º Comisaría para ver el daño ocasionado por la bomba y luego al hospital institucional, para interiorizarse del estado de salud de los carabineros afectados. En ambas visitas mantuvo silencio y evitó hablar con la prensa.

Sin embargo, anoche grabó un video que fue difundido en canales internos de Carabineros, donde Rozas aseguró que lo ocurrido es un golpe para la institución.

En tanto, el presidente Sebastián Piñera calificó el atentado como una “cobardía” y aseguró las policías están trabajando para identificar a los responsables, presentando, como gobierno, una querella por ley Antiterrorista.

En dependencias del cuartel del OS-9 de Carabineros, la Fiscalía tomó declaración a la mujer que hizo entrega del paquete de la comisaría de Huechuraba, quien se encuentra en calidad de testigo. También declararon policías de la comisaría y personal vinculado a la entrega de las encomiendas.

Diligencias de Carabineros también enfocadas en las cámaras de seguridad de Correos de Chile, la comisaría y las oficinas del grupo Quiñenco, además de determinar la composición de los artefactos explosivos que puedan entregar alguna pista sobre los responsables.

Fuente: biobiochile.cl

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí