Ante la grave denuncia sobre abuso sexual que recae sobre el ex Gobernador de Capitán Prat, se anunciaron una serie de sumarios producto de los hechos ocurridos en el marco de la actividad oficial de Gobierno, y que se alejan del principio de probidad y la conducta intachable que deben tener las autoridades.

En este sentido, los partidos de oposición han expresado esperar señales más contundentes de la Intendente Regional y el Ministro de Agricultura, con la remoción de las autoridades del sector involucradas en el triste episodio de Candelario Mansilla.

De esta forma, fueron enfáticos en señalar que se actuó de forma pasiva, solo se aceptó la renuncia del Gobernador por motivos personales, pese a que lo que debió haber ocurrido era exigir la renuncia debido a denuncias graves que están en proceso de investigación.

Para Horacio Velásquez Vicepresidente del Partido Por la Democracia, ¨estamos presenciando como autoridades desprestigian con sus actos a instituciones serias y del más alto nivel de profesionalismo, que les ha llevado años construir. Se está menoscabando el sentido del servidor público y el principio de probidad administrativa que consiste en observar una conducta funcionaria intachable y un desempeño honesto y leal del cargo. Las autoridades están representando un gobierno que dice ser de excelencia y de tiempos mejores. Me extraña que se separen las cosas en horarios de trabajo y posterior cena. No puede haber en ningún momento consumo de alcohol estando en un cometido funcionario haciendo uso de recursos públicos¨.

Los partidos de oposición extrañan que otras instituciones oficiales como la Vocera de Gobierno y Sernameg no se manifiesten ante la gravedad de los hechos.

Para la Democracia Cristiana en la región de Aysén, lo hechos ocurridos no solo resultan graves sino además demuestran que las autoridades involucradas con su actuar poco prolijo, otra vez más no están a la altura de sus cargos no logrando demostrar una actitud adecuada para quienes cuentan con la confianza del presidente, por otra parte nos extraña que estas actitudes se  justifiquen, acá es necesario que existan medidas políticas severas e inmediatas,  que sean visibles para todos y no solo se resguarde el proceso en una investigación administrativa, la señal debe ser clara y contundente hacia la comunidad, sentencio el presidente regional Marcio Villouta.

Jorge Calderón Presidente del Partido Radical, manifestó: “es innegable que los hechos denunciados son de una gravedad extrema, y por cierto que la arista judicial debe ser investigada. No obstante, existen hechos paralelos que rayan en el principio de probidad y donde las autoridades de Gobierno no han dicho absolutamente nada. Además, con los estándares que está fijando el Gobierno en la región de Aysén, cualquier autoridad puede transformar una actividad oficial en una fiesta en un recinto fiscal y no tener ninguna sanción”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí