PDI y Fiscalía detienen y formalizan a imputado por infracción a la Ley de Control de Armas

La BIDEMA Aysén continúa las diligencias respecto a cómo se originó la causa, con una investigación orientada al delito de caza y comercialización de especies protegidas.

En el marco de una investigación de alrededor seis meses por el delito de caza y comercialización de especies protegidas, detectives de la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural (BIDEMA) Aysén de la Policía de Investigaciones detuvieron a un imputado por el delito flagrante de infracción a la Ley 17.798 sobre Control de Armas. Por su parte la Fiscalía Local de Coyhaique formalizó investigación esté sábado contra el imputado en esta causa.

Durante la diligencia policial, se incautó un rifle marca Remington calibre 22 con 15cartuchos, un revólver marca Orbea calibre 38 con 21 cartuchos y dos garras de felinos.

Investigación

El procedimiento adoptado durante la jornada del viernes 6 de septiembre de 2019, se enmarca en la denuncia de propia iniciativa que realizó la BIDEMA Aysén ante la Fiscalía Local de Coyhaique, luego de realizar un exhaustivo análisis de las redes sociales. En ese contexto, detalló el subcomisario Raúl Rojas Roldán, subjefe de la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural Aysén, “durante el mes de marzo encontramos algunas publicaciones de personas que exhibían y ostentaban armamento y algunas especies protegidas, en este caso puma”.

Asimismo informó que pusieron en conocimiento de la Fiscalía los antecedentes recabados mediante redes sociales, luego “la Fiscalía evacua una orden de investigar que nos permitió realizar en primera instancia la individualización de los imputados y posibles locaciones donde se habrían materializado algunos hechos que todavía son materia de investigación”.

Gracias a la investigación, los detectives de la BIDEMA Aysén lograron indagar y tener referencia respecto a que ninguno de los imputados mantienen permiso de caza ni inscripción de armas, “por lo tanto las fotografías que exhiben y ostentan armamento, estarían incumpliendo esta norma. Informamos a la Fiscalía, quien instruyó entrada y registro voluntario a los domicilios de los imputados, en miras a la ubicación de algunas especies relacionadas al delito de caza y comercialización de especies protegidas y todo otro hecho que guarde relación con la investigación”.

Una vez en la vivienda del imputado, se realizó una entrada y registro voluntario, “diligencia mediante la cual logramos encontrar en su dormitorio principal un arma larga tipo rifle calibre 22 y un revólver calibre 38. Se pudo determinar producto de la investigación previa, que ambos armamentos no estaban inscritos y que el imputado no contaba con la debida documentación, ni permiso de caza, por lo cual se procedió a la detención flagrante por el delito de tenencia ilegal de armamento y municiones que fueron encontradas en el domicilio”, puntualizó el subcomisario Rojas.

Las uñas de felino mayor encontradas durante la inspección del domicilio, fueron contrastadas y revisadas por personal del SAG, que mediante la revisión de un veterinario especializado se logró determinar que correspondían a un ejemplar felino del tipo puma con color.

Según explicó la fiscal de turno, María Inés Núñez, este sábado se efectuó la audiencia de control de la detención y formalización de la investigación en contra del imputado, luego que fuera aprehendido por la PDI y puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Coyhaique por el delito de tenencia ilegal de armas de fuego y municiones.

“Hoy fue formalizado un imputado que registra domicilio en Balmaceda, en relación a una entrada y registro que se realizó en su domicilio y al hallazgo al interior de uno de los dormitorios, específicamente en una cama, de armas de fuego y municiones”, detalló la fiscal del Ministerio Público.

“El Tribunal decretó la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno y la firma quincenal en la Tenencia de Balmaceda y se fijó un plazo de investigación de 120 días”, agregó la fiscal María Inés Núñez.

La BIDEMA Aysén continúa las diligencias respecto a cómo se originó la causa, con una investigación orientada al delito de caza y comercialización de especies protegidas.

Nuevos medios de prueba

El análisis de las redes sociales han permitido desarrollar una serie de investigaciones de delitos del medio ambiente, las cuales a través de las diferentes metodologías de investigación criminal y la inteligencia policial nos han permitido entregar evidencia suficiente para acreditar los delitos de nuestra área.

“Hemos obtenido un buen resultado en esta investigación, la que sigue en proceso, porque estamos sacando de circulación armamento irregular, que estaba en posesión de civiles y continuaremos abordando caza y comercialización de especies prohibidas”.

Nuevas denuncias

Respecto a la relación con la última denuncia realizada mediante redes sociales, el detective de la unidad especializada detalló que “se asemejan en que ambos aparecieron mediante redes sociales, respecto del último caso nosotros ya pusimos los antecedentes en conocimiento de la Fiscalía, al igual que los antecedentes sobre esta diligencia, y se está llevando una investigación. No hemos logrado determinar a priori una relación entre ellos, lo que nos interesa es poder individualizar a las personas, ubicarlas, entrevistarlas para ver si es que tienen algún tipo de relación con la caza”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí