El Programa se desarrolló en los Jardines Infantiles “Las Araucarias” de Coyhaique y “Los Chilcos” de Puerto Aysén y se caracterizó por tener una amplia gama de actividades de entretención para los niños que asistieron.

Positivo es el balance que hacen desde Fundación Integra tras el fin del Programa Vacaciones en Mi Jardín de Invierno en el que 94 niños de la región pudieron entregar un apoyo concreto a todas aquellas familias trabajadoras que no cuentan con redes de apoyo para el cuidado de los niños mientras los jardines infantiles y salas cuna se encontraban cerrados.

Desde la Fundación explican que este es un programa que busca brindar apoyo a las familias que más lo necesitan con una atención adecuada y oportuna a las características de cada familia.

La directora regional de Fundación Integra, Isabel Roncallo Fandiño este programa busca “hacer un quiebre en la rutina diaria marcando una diferencia respecto a la propuesta de trabajo que tenemos durante el año que viven los niños y las niñas, por lo que tiene un marcado acento recreativo, de distención y entretenimiento”. A la vez recalcó la importancia de estos espacios “para lograr los objetivos esperados en materia de educación en primera infancia y donde el rol de las familias es fundamental”.

Es importante destacar que el Programa Vacaciones en Mi Jardín contó con un variado material didáctico para la realización de talleres y trabajos en zonas, además de diversas acciones tales como paseos y actividades recreativas para que los niños y niñas disfrutaran de este período de vacaciones de una manera más entretenida, todo esto acompañado de una minuta de alimentación de acuerdo a la estación del año.

La directora del Jardín Infantil y Sala Cuna “Los Chilcos” de Puerto Aysén, Patricia Vera San Martín destacó “el apoyo entregado en estas dos semanas de trabajo, por toda la confianza que nos brindaron como Directora  tanto a mi persona, como al equipo educativo durante la realización del Programa Vacaciones en Mi Jardín Invierno 2019”. A la vez agradeció “a todas las familias que participaron estas dos semanas en el Programa por su activa participación, confianza y disposición  en las actividades programadas para sus hijos”.

Finalmente es importante recordar que este es un Programa con más de 17 años de ejecución permanente ha permitido entregar un soporte a todas aquellas familias que más lo necesitan, todo esto bajo un proyecto de educación parvularia de calidad a través de un proyecto educativo que considera la participación activa de los equipos de trabajo, las familias y la comunidad, en un entorno acogedor, diverso y protegido.

 

Fuente: diarioaysen.cl

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí