Banco Mundial plantea que Chile necesita una reforma estructural en salud

Cadem: Piñera obtiene un 54% de aprobación mientras que gabinete retrocede cinco puntos
mayo 14, 2018
Se creará Mesa de Trabajo para abordar el tema pesca en la región
mayo 14, 2018

Banco Mundial plantea que Chile necesita una reforma estructural en salud

Organismo alertó que se requiere mejorar la gestión y eficiencia de la red pública en la atención de pacientes.


“Existe la necesidad de una reforma estructural del sistema de salud en Chile. Debido al envejecimiento acelerado de la población, las preocupaciones sobre la sostenibilidad fiscal de la organización y la gestión actual del sector salud están justificadas”. Ese fue el diagnóstico del Banco Mundial, tras analizar la situación sanitaria del país, en el marco de un préstamo para mejorar la administración de la red pública.

En su informe, publicado el 2017, el organismo alertó que Chile ha alcanzado etapas avanzadas de transición demográfica, con la mayor expectativa de vida de América Latina, y una disminución de la población activa, lo que repercute en las finanzas públicas y en un aumento de la demanda asistencial.

Según el análisis, Chile ha experimentado “mejoras sustanciales en los principales resultados de salud en las últimas décadas”, pero sostiene que el nuevo desafío es hacer frente a las patologías crónicas y transmisibles, que dominan la carga de enfermedad. Además, advierte que el país se mantiene “a la zaga del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde)”, con un bajo uso de los servicios de salud y de consultas médicas, así como retrasos en la detección de enfermedades graves, lo que repercute en una disminuida supervivencia, por ejemplo, para los cánceres de mamas, cuello del útero y colorrectal.

“Los tiempos de espera para ciertos tipos de cirugía son prolongados en comparación con otros países de la Ocde”, sostiene el Banco Mundial. La institución añade que el país supera ampliamente la media internacional en la prevalencia de adultos que fuman a diario (29,8%) y las personas obesas (25,1%).

“La combinación de los bajos índices de utilización (del sistema de salud) actuales, además de los tiempos de espera prolongados y una alta prevalencia de factores de riesgo, es un desafío para un sistema de salud que requiere una mejor integración de la atención, ante la creciente carga de las enfermedades no transmisibles”, agrega.

En cuanto a la gestión, el Banco Mundial afirma que en los 29 servicios de salud hay brechas de eficiencia y productividad y que revertirlos tendría efectos positivos: “En promedio, el sistema de salud de Chile reduciría la mortalidad prematura debido a causas tratables entre un 8% y 13%, si todos los servicios funcionaran con la eficiencia”.

También se advierte que los mayores costos están asociados a problemas administrativos y de gestión, especialmente en compra de fármacos y contratación de sociedades médicas. “El aumento del gasto público en salud durante los últimos cinco años ha sido impulsado principalmente por un aumento en el gasto en medicamentos y el pago a los médicos que tienen varios empleos. Los gastos en medicamentos han aumentado sustancialmente en los últimos 10 años debido a las compras descentralizadas de fármacos e insumos médicos por parte de los hospitales públicos y las municipalidades”.

Reforma a la salud

El jueves pasado, el gobierno conformó una comisión para trabajar en un Acuerdo Nacional por la Salud y “dar sentido a una transformación profunda del sistema”. En este contexto, la idea es aunar criterios y definir propuestas para impulsar un nuevo modelo y modernizar la gestión, en orden a reducir las listas de espera y los plazos de atención de los pacientes, abaratar los medicamentos e intervenir las deficiencias de los seguros de Fonasa e isapres.

El director del Instituto de Salud Pública de la U. Andrés Bello, Héctor Sánchez, sostuvo que la reforma debe abordar diversos aspectos. “Lo primero es reformar el sistema de financiamiento, para disminuir las inequidades y mejorar el acceso de las personas. Luego, los modelos de atención deben ser orientados al control y prevención de las enfermedades crónicas. Lo tercero es cambiar la gestión para mejorar la productividad, que ha ido a la baja, pues hay un problema de eficiencia, de exceso de gasto y de baja calidad en los servicios”.

Sánchez añade que se requiere una política de fármacos que reduzca los precios y un sistema de evaluación de tecnologías, para ir modernizando los tratamientos. Por su parte, el ex ministro de Salud Jaime Mañalich planteó que se necesita “una profunda revolución en la gestión”. Considera que “no existe un acuerdo político adecuado para mejorar esa gestión”.

El ex presidente del Colegio Médico e integrante de la comisión antes mencionada, Enrique Paris, cree que el mejoramiento se debe enfocar en la atención primaria, una opinión que según él comparten otros integrantes de la instancia de la cual forma parte. “Hay que empoderar a la atención primaria para que sea capaz de resolver problemas que hoy son derivados a los hospitales, lo que recarga al especialista y aumenta la lista de espera de forma ficticia”, dijo.

Crédito en suspenso

El Banco Mundial aprobó en junio del año pasado un préstamo de US$ 80 millones para financiar un proyecto de apoyo al sector Salud, tendiente a mejorar la eficiencia de los servicios y la calidad de la atención. Este crédito, que se postergó en el gobierno pasado, se encuentra en suspenso en la actual administración.

“Este crédito requiere de autorización, según dice el Artículo 3° de la Ley de Presupuestos. Por lo tanto, depende de las actuales autoridades del Minsal evaluar qué hacer”, informó la Dirección de Presupuesto.

Desde el Minsal, en tanto, se informó que se está en “etapa de revisión del proyecto, porque es parte de las prioridades buscar todas aquellas oportunidades que nos permitan incorporar nuevos conocimientos y experiencias en la resolución y mejoría de los pacientes. El énfasis está puesto, especialmente, en que esta colaboración internacional se traduzca en beneficios directos para las personas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!